Ir al contenido principal

Entendiendo las mentiras del nacionalismo y su enorme ignorancia


Comentarios

Entradas populares de este blog

Diferencia entre representación y representatividad

Representar significa “estar presente” por alguien en particular o por un grupo cuando los interesados no pueden asistir a un acto; como cuando, por ejemplo,  damos poderes a una persona de confianza ante notario para que esté presente por nosotros al recibir una herencia. Otro ejemplo sería el de un abogado litigando en un juicio por los intereses de cinco mil trabajadores. Es decir: la representación puede ser de uno a uno o de uno a muchos.

Tanto en el caso del abogado como en el de quien recibió un poder se especifican muy bien cuáles han de ser las directrices que dichos representantes  han de seguir: puede que el representante tenga que tomar decisiones y consultar a su representado en algunos momentos. Estas especificaciones jamás son abstracciones ni simbolismos: se refieren a actuaciones concretas.

Una vez aclarado que representar es “estar presente” por otra persona o un grupo de personas y ya tenemos claro qué es la representación, pasemos a la representatividad.

Pues bien,…

Una sociedad boba no puede sobrevivir

Tal como están las cosas, uno no se extraña de que exista tanto necio adornado con títulos universitarios y matrículas de honor, pero cuyo honor deje mucho que desear. Son los amos y señores del populismo, del no a la guerra, del buenismo bobalicón y pagado que les permite vivir sin haber pegado nunca palo al agua. La indignidad se halla montada como forma de vida en esos expertos en opinar carentes de todo criterio, en los de vivir de okupas eternamente subvencionados y que pueden acabar de alcaldes o regidores; en esos vividores sin escrúpulos que llegan a altos puestos políticos apareciendo día sí día también en todos los medios de comunicación, y hasta en esos cansinos profesionales del pancartismo. Todos ellos  forman una melé que dibuja la indignidad de una parte del panorama social y político de una nación. Aquellos que han vivido y vivirán siempre del cuento triunfan catapultados por unos mediocres medios de comunicación incapaces de ofrecer un debate cultural en condiciones o…

La verdadera representación en el origen

Diputado de distrito uninominal (un diputado por distrito electoral) con carácter imperativo (recibe órdenes del ciudadano) y cargo revocable (se le quita el cargo en caso de deslealtad al ciudadano)

Un hombre un voto, distritos todos considerados con la misma importancia, unos cien mil habitantes por distrito, se presenta quien quiera con mil avales de los vecinos. Todos mismas oportunidades de presentar sus programas. De pertenecer el candidato a un partido, éste ha de estar sostenido por sus miembros (nunca por el Estado); ni puede recibir ayudas ni subvenciones. A.G.Trevijano Teoría Pura de la RepúblicaSi el ciudadano estuviese verdaderamente representado desde el origen; es decir, partiendo desde la sociedad civil en su colegio electoral, los programas electorales de los aspirantes a diputados responderían a lo que le preocupa al ciudadano que vive allí: concretamente los habitantes de ese distrito electoral.

Los intereses de los ciudadanos que viven en ese distrito electoral resp…