Header Ads

Corrección política, ¿ cómo empezó y tiene tanto éxito en la sociedad occidental ?


¿Qué es lo políticamente correcto?  ¿Cómo empezó y cómo ha llegado a tener tanto éxito y doblegar gobiernos y voluntades? Parafraseando a Edmund Burke: para que “lo políticamente correcto” triunfe sólo se requiere que las personas sensatas no hagan nada” y dejen vía libre a los pícaros.
Vale la pena reflexionar si la corrección política es ante todo un ataque a la libertad de expresión, claridad de pensamiento y a la discusión racional. La corrección política es perpetrada por la izquierda en la política como una cubierta para su ideología defectuosa después de su estrepitoso fracaso en la URSS y la caída del Muro de Berlín - una especie de marxismo cultural impuesto a modo de doctrina monolítica donde el “líder dixit” nos recuerda al “magister dixit” medieval. Poco quedó de aquella Arcadia feliz y Utopía Marxista a las izquierdas Europeas una vez que cayó el Muro de Berlín y Cuba agonizaba sin la protección de la URSS. Había que sustituir una doctrina que incubara el Marxismo sin que pareciese una teoría Marxista; porque quien sabe, cuando se incuba el huevo de la serpiente ésta puede de nuevo eclosionar. Así que no quedaba otra que esconder sus ideas al amparo de no querer ofender a nadie y proclamar una igualdad engañosa en todas las facetas de la vida; eso sí, de cara a la galería.

Lo que la izquierda se tuvo que plantear es que si queremos que todos seamos iguales hay que igualar por lo bajo - es la única forma práctica que tienen de hacerlo, pues de momento no saben hacer milagros: no pueden conseguir que una persona sea más inteligente, pero si que una inteligente sea más zoquete. Así logran una población uniforme, escuelas uniformes y sociedades uniformes donde nadie destaca... para eso, por ejemplo, se hizo la LOGSE y acabaron de un plumazo con la cultura del esfuerzo como algo indeseable. Eso sí, los próceres se ocuparon muy mucho de llevar a estudiar a sus hijos a escuelas de élite y perpetuar una casta dirigente.

Y eso de igualar tampoco era un invento nuevo. Ya aquel famoso bandolero griego Procrusto tenía un lecho. Obligaba a las víctimas que capturaba para robarles a tenderse: a los de talla alta, y para adaptarlos a la cama, les cortaba los pies. A los de baja estatura, los acostaba y entonces les estiraba violentamente las extremidades para alargarlos. Los únicos que podían respirar tranquilos eran los que daban la talla del lecho de Procusto; a esos, no les pasaba nada, les devolvía lo que les había robado y los dejaba marchar con el susto en el cuerpo, eso sí. Aquí, voy a romper una lanza por la doctrina progre, para no ser acusado de maniqueista y les reconozco que con los de talla corta se portan muy bien, porque los engañan descaradamente y les dicen que son iguales a los de la talla medianita. Eso sí, a los que se pasan de talla les cortan las alas y los pies. No vayan a ser más listos que los progres y les descubran el juego.

El método
La corrección política abomina y elude el debate para a continuación dar una "sabiduría recibida", que no debe ser cuestionada bajo ninguna circunstancia. Quien la cuestione caerá ineludiblemente en la descalificación, el insulto y el más vacío de los ostracismos. Y cualquiera que esté en desacuerdo con esta "sabiduría recibida", por lo tanto, debe ser una persona muy desagradable y facha, por lo menos, a quien hay que despreciar y escarnecer, sobre todo públicamente. Esta presión de los compañeros es fundamental en la aplicación y ampliación de la corrección política y en todos los totalitarismos en general: y así se propaga.

Por ejemplo, si tiene Vd. dudas sobre si la inmigración sin restricciones en este país es necesariamente una buena cosa o no, ya es Vd. sospechoso de racismo; entonces usted debe ser un desagradable intolerante fascista, por lo menos. Vamos, todos en manada al grito de "racista" contra quien osó dudar y se le apedrea en público simbólicamente acordándose de su familia . Por supuesto, sólo los “duros de pensamiento y mollera” o los jeta que viven de ese engaño pueden tapar esta farsa - cualquier persona con un mínimo de sentido común puede ver la falacia de tal planteamiento y razonar que le esconden el precio que pagan por seguirles.
    Pero, ¿fueron los progres (esa nueva izquierda) lo suficientemente inteligentes como para disfrazar su vieja doctrina de izquierdas de forma que se adaptase al nuevo orden mundial (adaptase al medio), cuando el comunismo había ya fracasado estrepitosamente en Europa? Parece ser que lo han logrado imponer con bastante éxito gracias a los complejines de la derecha y el hooliganismo empleado por la manada. En nosotros está realizar una contrarreforma a este comunismo disfrazado tan pernicioso. Estas son básicamente las coordenadas en las que se mueven y cuya discusión les pone tan nerviosos. Son once artículos de fe que ya fueron propuestos  ya nada menos que por la Escuela de Frankfurt
     
  1. Etiquetado acusación y persecución de acciones consideradas como delitos de racismo sin en realidad serlos
  2. Cambio continuo de crear confusión.
  3. Enseñanza de las relaciones sexuales y la homosexualidad a los niños.
  4. Debilitamiento de las escuelas y la autoridad de los profesores.
  5. Enorme inmigración para destruir la identidad nacional.
  6. Promoción del consumo excesivo de alcohol.
  7. Vaciando las iglesias.
  8. Un sistema legal con un sesgo en contra de la víctima de un delito y a favor del delincuente.
  9. Dependencia de los beneficios estatales.
  10. El control y la banalización de los medios de comunicación.
  11. Fomentando la desintegración de la familia
¿Os suena familiar? Creo que sí.

Vicente Jiménez

6 comentarios:

  1. Saludos.

    Yo podría encajar en esa caracterización caricaturesca que haces del "progre", pero tengo mi ideología propia y no obedezco ni alabo a ningún líder, pensador ni movimiento político.

    Antes de nada, en esa introducción de tres párrafos sobre la izquierda marxista la idea de igualdad en el comunismo aparece planteada desde la exageración y la infamia (objetivamente). Pero, si es tu opinión, me parece aceptable.

    Una cosa es el discurso políticamente correcto y otra bien diferente es el discurso éticamente correcto, en eso se podrá estar de acuerdo. Por ejemplo, sobre el tema del racismo.

    Yo no considero racista a alguien que comente que la manutención de inmigrantes ilegales (énfasis en ilegales) por parte del Estado o la inmigración masiva propiciada por la globalización / pobreza esté afectando económicamente al conjunto de los españoles. Básicamente porque se dice tanto en España como en Alemania, tanto en los EE.UU. como en el Reino Unido, y porque no alude a ningún grupo racial en concreto.

    Pero es diferente cuando se atribuyen adjetivos las personas de origen racial determinado. Entonces es cuando surge el prejuicio. Porque no es lo mismo decir "los inmigrantes nos quitan el puesto de trabajo" que "los 'sudacas' nos quitan el puesto de trabajo", como estarás de acuerdo en que en Alemania no deberían decir "los españoles nos quitan el trabajo".

    Tampoco es lo mismo decir "hay que parar la inmigración masiva" que "hay que expulsar a los inmigrantes (énfasis en generalización de legales e ilegales)". En el segundo comentario se atisba una motivación xenofóbica/racista que hace referencia al interior de la sociedad española.

    Un elemento como el racismo es éticamente incorrecto y/o merecedor de castigo, no solo por trágicos sucesos históricos marcados por este pensamiento, sino también por la flagrante violación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que se supone es un consenso internacional. No se quiere imponer el pensamiento único, se desea impedir el retorno del racismo nacionalista a nivel social (no a nivel individual, sino como organización).

    En todos los demás artículos de fe estoy de acuerdo con que se puede interpretar que es así, aunque se lleven a cabo principalmente por el sector más radical de la "izquierda".

    Si aceptas una propuesta, te animo a que intentes conocer la ideología "progre" desde los "progres", sin prejuicios ni intermediarios, aunque no es fácil si te delatas clamando tu ideología, que es opuesta y casi siempre rechazada.

    ResponderEliminar
  2. En primer lugar le agradezco dos cosas: que se haya utilizado su tiempo en leer el artículo y segundo la molestia de contestarlo.

    Estoy de acuerdo en que, al partir ambos de la misma cultura Judeo-Cristiana y Occidental, estaremos bastante de acuerdo en lo éticamente correcto: partimos de la misma cultura; y eso hace que tengamos los mismos valores. No tendremos que discutir si matar a pedradas a una mujer o la ablación del clítoris es bueno o malo. Por otro lado Vd. mismo reconoce los otros diez puntos. Ello hace que lo que nos une es más que lo que nos separa.

    Parece ser que lo que impulsó la chispa es el tema del racismo, y en eso nos vamos a entender en seguida: si el discurso del racismo está expresado solo en función del Ethos y Pathos estaremos en ese terreno que yo abomino, tanto si es en el sentido positivo como en el negativo. Si equilibramos esos dos de forma que intervenga también el logos, entonces yo estaré de acuerdo porque nos hallaremos también dentro de un plano moral.

    En cuanto a esos párrafos que Vd. dice que son opiniones que respeta aunque representen a la extrema izquierda, puedo decirle que yo los considero dentro de la socialdemocracia, y eso sí es una opinión. Por mi labor profesional, en cambio, en los párrafos no doy opiniones, ya que obro con criterios: son descripciones de observaciones objetivas obtenidas de la convivencia con las personas que abrazan esa ideología. Tengo que decirle que una de ellas es un buen amigo. Si hablamos de ideologías, no tengo rubor en confesar que estoy en contra de la socialdemocracia. Eso se palpa en todos mis posts menos en los últimos, donde ya no apuesto por ideologías e intento informar del error de considerar la partidocracia como una democracia, o mejor aún: veo la solución en la república constitucional... y eso no es una ideología: son unas normas de juego, un reglamento.

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  3. Cada vez que leo a alguien sin idea alguna opinar sobre inmigración no dejo de asombrarme, afortunadamente no pierdo esta capacidad... y es que no tienen ni idea de lo que un inmigrante legal/regular ha de cumplir anualmente para renovar su documentación, para solicitar las visas debidas, y mas aún, la de trabajo, cumpliendo con los extremos legales para poder optar o no (esto está sujeto a muchas variables dentro de las 17 autonomías)
    aunado a ello está que para poder mantener esta legalidad/regularidad, ha de presentar pago a mutua, repatriación, demostrar medios económicos suficientes, doble pago de tasas, una para introducir la documentación, incluido si es renovación, y otra para el documento en si. Cada movimiento, lleva consigo documentos varios, y muchos, que pueden implicar altos costes en tiempo y dinero. Esto ocurre en todos los países, mas o menos organizados. Solo que en España es quizás aun mas complicado si quieres ser inversor, nadie te garantiza la documentación para laborar en tu propia empresa, aunque ofrezcas trabajo a españoles, directa e indirectamente; en otros países, una vez cumplidos los requisitos, te lo otorgan, eres el dueño (aunque hay ciertas nacionalidades que si son favorecidas).
    España invierte como país en educación, salud, servicios, etc., y uso la palabra inversión porque es algo que va a representar en el país una mejora sustancial a largo plazo; invertirle en quienes no cumplen los extremos legales y mas aun, una inmigración ilegal no organizada, que no cumpla pactos o convenios entre países, implica entonces una merma para los intereses de los propios, y lo que es peor, no ven con buenos ojos esta "inmigración", como es obvio. Allí si sienten que le quitan puestos de trabajo, oportunidades...
    Si, España ha sido inmigrante "hasta ayer" y lo es hoy, lastimosamente. Y antes, en el siglo XX cumplió convenios en Latinoamérica, con Venezuela (Suramérica) entre 1954-1969 ingresaron mas de 800mil españoles; así mismo en otros países como México (Norteamérica) y también Argentina (Suramérica). Igualmente lo fue en Europa; en cada uno de estos países los españoles han debido de cumplir,con las exigencias legales, incluyendo homologaciones de títulos y adaptarse a las costumbres propias de las regiones a donde llegan.
    Me sigue sorprendiendo que se imponga el respeto a lo que no se siente español, que incluso se intente legislar para protegerles, aunque esto vaya en menoscabo de si mismos, de su gente, de su trabajo, lengua, costumbres, producción.
    Y no, no hablo de DDHH, ineludibles para cualquier país, incluida España (1948), son universales, esto incluye la salud. Pero no se puede pretender que protegiendo los DDHH de los que no son propios y están en situación ilegal, se vean afectados los ciudadanos españoles y de quienes viven en situación regular.
    Por otro lado, y nunca mas de acuerdo con Vicente, es el hecho de igualar, nunca es bueno partiendo del principio que no somos iguales, somos absolutamente distintos. Creo en la igualdad de oportunidades, premiar la excelencia, sin descuidar al "débil", no queriendo con ello favorecerle por esta condición. Creo que estamos en una sociedad donde ser mejor se castiga. Pienso en aquella máxima de "igualar hacia arriba", con la certeza que es buscar lo mejor, sabiendo y asumiendo nuestras diferencias.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Carolina por tu valiosa aportación. Yo creo que un blog lanza una propuesta de discusión y se enriquece no por el autor sino por los participantes. Poco a poco este fenómeno está ocurriendo en el blog que arbitro.

    No sabía nada y me parece increíble que pongan pegas a los inmigrantes que vienen legalmente a aportar conocimientos o invertir e incluso darnos trabajo y en cambio, hoy, por ejemplo han rescatado a 164 en varias pateras y a éstos, a la hora de la verdad, les darán todas la facilidades para quedarse de forma oficiosa incrementando las filas de mafias y gente de mal vivir en vez de deportarlos automáticamente y prohibirles la entrada legal en España para dos lustros, por lo menos.

    Desde luego, mientras a uno los acribillan haciéndoles pagar doble por la legalidad de la que partieron y no abandonaron nunca a los ilegales los protegerán: piso, casa, papeles gratis, sanidad, colegio, luz, agua, comunidad, etc. Y por cada hijo incrementan el patrimonio de la ayuda social que pagamos entre todos.

    Está claro que intervienen factores como origen, tez de piel, etc; y se cumplen a rajatabla los principios de la Escuela de Frankfurt, origen ideológico del horror que viviría después Europa.

    Un saludo y no dudes en participar en cualquier apartado.

    ResponderEliminar
  5. Mis estimados congéneres; Es verdaderamente alucinante ver como los españoles nos movemos ente las mil disquisiciones que se derivan de nuestro ser, radicalmente diferente en todo.

    Vamos a ser pronto capaces de distinguir el sexo de una 'mosca del vinagre' en vuelo. Pero seguimos siendo absolutamente incapaces de unificar un solo criterio en cuanto a los problemas que aquejan a ESPAÑA.

    Entre disquisiciones y más disquisiciones sobre la problemática española nos pasamos la vida, los españoles. Pero somos absolutamente incapaces de interpretar con concreción lo que verdaderamente tiene a ESPAÑA sumida en el más espantoso caos.

    Nadie va a cambiar nada en ESPAÑA, porque los que lo pudieran hacer ya lo están haciendo, que es blindarse cada vez más de toda y cada una de las rendijas que vislumbra el ciudadano/sociedad para defender unos derechos que tiene y que le son cacareadamente reconocidos, pero nunca otorgados para su disfrute.

    Cuando un político tonto como Aznar, más tonto como Zapatero y más bobo como Rajoy, (sin querer referirme a Felipe advertidamente), llega al poder, rápidamente se le lee la 'cartilla', mostrándole como, cuales y el por qué de las normas que ha de seguir, para mantenerse en el poder. Si no lo hiciere al dictado, se le acosará (de mil maneras) hasta que doble. Hasta ahora todos han seguido al dictado las normas, que son contrarias a toda moral. Y es evidente que esas normas son contrarias y dañinas para la ciudadanía, porque los dictados de los grandes poderes fácticos internacionales, siguen las pautas que, entre otros muchos, Félix Dzerzinsky define en tratados como el "Reporte Global 2000" que un Think Tank (Tavistock Inst.) proporciona al gobierno de Jimmy Carter, aceptado y firmado por Edward Musky (Secretario de Estado a la Sazón), en el que se describe con todo lujo de detalle la trayectoria que ha de sucederle al ser humano, masivamente, y esto ya le viene sucediendo desde hace más de 80 años. "CONSPIRATORS' HIERACHY: The Story of de Committee of 300", por John Coleman, es uno de los muchos títulos que precisan un esquema claro de la mayoría de los factores que preconizan los grandes grupos fácticos que antes citaba.

    Todos los países juegan un roll particular en el conjunto de las naciones; todos en conjunto forman el leitmotiv del 'caído', quien viene manejando desde hace siglos a la humanidad para sus propios fines.

    Para demostrar esto, solo basta recordar la vieja aserción de que "La humanidad progresará para su propio perjuicio". Esto, lo podemos digerir o podemos dejar que nos hunda en el logaritmo de la más absoluta incomprensión y aceptarla como una mancha en la piel que carga con nosotros, esperando que nunca se rompa y podamos aflorar a una realidad fallida, desacertada, con la pérdida de las bondades que encerraba su fácil interpretación.

    Disquisiciones y más disquisiciones, han servido y sirven para alejarnos de la única realidad que justifica nuestra existencia: DIOS. Si me dirán, ahhh la vieja historia?, Si, la única historia que nos llevará a la PAZ, sin calentones de cabeza y con cuya esperanza puede vivirse, hasta que dure, este tan manoseado 'sistema' que a todos incumbe y a pocos complace. ¡No queda mucho!. Gracias amigos por vuestro tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante aportación donde nuestro destino parece estar ya escrito por mentes con medios y conocimientos superiores y donde no tenemos nada que hacer porque todo está ya escrito. Cuando el río suena parece que agua lleva: a mis manos han llegado todo tipo de teorías conspirativas, siendo una de las más audaces la del plan Kalergi que parece que manejó los hilos del marxismo, el nazismo y las dos guerras mundiales...
      No tengo información fehaciente de nada y tampoco puedo decir si creo o no creo en ese tipo de teorías. La verdad es que no lo sé.

      Éste es simplemente es un artículo de opinión basado en bibliografía que expongo en la primera parte (esta es la segunda) y evidentemente, por el número de comentarios es un tema que despierta interés.

      De todas formas, este blog ha intentado huir de las disquisiciones y sí propone en sus artículos conocimientos de filosofía política ajenos a muchos españoles y europeos; ¡ah! y soluciones. Sobre todo a partir del que se titula "El día que ganamos la democracia", que complementa al de "Así de simple es la democracia formal". En este blog, sin intentar ser un tratado, encontrará información sobre Hobbes, Maquiavelo, Locke, Montesquieu y otros que irán saliendo poco a poco a la palestra, sobre todo desde la perspectiva de cómo han influido en nuestro mundo moderno,

      Escuchando a nuestros políticos y periodistas estoy cada vez más convencido que les interesaría leer a esos señores para no decir los disparates que dicen: España federal, listas abiertas, etc; cuyos descabellados conceptos intento poner en su lugar desde mi humilde blog; porque quiero y porque puedo. Siempre dije que yo me limitaba a lanzar mensajes en botellas al mar, y que puede que alguno llegase a buen puerto...

      Existe mucha energía potencial ahí afuera, solo falta un buen catalizador para que se convierta en energía cinética.

      Un saludo y gracias por prestar algo de su tiempo en contestar y leer en este blog.

      Eliminar