Header Ads

Sobre la separacion de poderes



“Sucedió lo que era de esperar en la naturaleza de todo tipo de poder incontrolado: si el poder legislativo elije entre su seno a un equipo de gobierno para que dirija la acción del poder ejecutivo, como lo indicó Montesquieu, ni hay separación de poderes ni posibilidad de libertad política. Los poderes estatales solamente pueden estar separados y equilibrados si tienen la misma legitimación original, si cada uno ha sido directamente elegido por los afectados en el ejercicio de ese poder específico. Han de separarse en su origen para que puedan estarlo en su función”. A.G.Trevijano, Teoría pura de la República, EDICIONES MCRC

Resulta incomprensible cómo el talento político y mediático en Europa, especialmente en todo el arco Mediterráneo, no ha llegado a relacionar la Gran Crisis actual con el sistema político que la permitió. Los grandes próceres se limitan a retocar el procedimiento financiero causante de la crisis, cuando sin llegar a curar los síntomas de la enfermedad obvian el origen de la misma.

Es triste tener que explicar lo evidente: los corruptos no podrían haberse dado impunemente festines financieros si antes no hubiesen tenido lugar otro tipo de banquetes: el que se daban los partidos vencedores con las cuotas de poder obtenidas en los repartos proporcionales de los votos. Esas votaciones, donde se eligen a listas confeccionadas no por los votantes sino por un reducido grupo perteneciente a la cúpula del partido aseguran un pacto de amo-vasallo parecido al de la Edad Media. En el sistema de listas y repartos proporcionales el ciudadano queda ya fuera de juego incluso antes de depositar su voto, y éste voto jamás cumplirá con la verdadera función que debería tener: controlar al poder del Estado. Y así tenemos a unos componentes de listas carentes de toda representatividad de la sociedad civil que, en cambio, sí representarán fielmente a sus partidos; y, por supuesto, ante este panorama tampoco se da la separación de poderes.

Representación y separación total de poderes constituyen los ingredientes, ambos imprescindibles, en una democracia formal y verdadera. Sin esos constituyentes explicitados en las constituciones de los países, tal como expresa el Art 16 de los Derechos del Hombre y el Ciudadano de 1789, ya es que ni existe constitución.

«Artículo 16.- Toda sociedad en la cual no esté establecida la garantía de los derechos, ni determinada la separación de los poderes, carece de Constitución». Derechos del Hombre y el Ciudadano de 1789

A lo cual sumamos la siguiente información

“Las Constituciones llamaron separación de poderes a la separación de funciones del poder salido de las urnas de partidos. Ese fue el argumento de la jurisprudencia de Bonn en favor de la partidocracia, a la que consideró moderna superación de la democracia directa de Rousseau, en palabras literales del Presidente del TC de Bonn, Gerhard Leibholz. El TC de Bonn defendió la supresión de la representación política, en favor de la hipotética democracia directa que suponía la integración de las masas en el Estado”. A.G.Trevijano, Teoría pura de la república, EDICIONES MCRC

No puede andar más acertado Trevijano en las fuentes que aporta, ya que en la practica tenemos que la antigua dictadura permanente del partido único ha sido sustituida por el monopolio del poder durante el periodo legislativo de un Partido Estatal; y que ambos jefes, al final, disponen de los tres poderes del Estado. Los medios nos inundan cada día de casos de lo que tiene que pasar y pasa; de lo que es que es lógico e inevitable cuando nadie embrida al poder y no hay poder legislativo ni judicial independientes de los criterios decisivos del partido gobernante. Refiriéndose a los partidos llega a decir;

“Son meras potestades subordinadas al poder ejecutivo. Este único poder no sólo retiene la iniciativa legislativa y el gobierno de los jueces, sino que mantiene el orden social transformando en leyes y sentencias, es decir, en mundo jurídico, el equilibrio oligárquico de los poderes económicos y sindicales en el mundo social ”.

¿Listas abiertas o cerradas? Poco importa, yo te pongo a ti en la lista y tú luego me eliges a mí de presidente del gobierno (si me eligiera yo mismo, como hizo Napoleón, quedaría un poco mal); y los votantes somos también actores y cómplices en este vodevil, porque todos sabemos que estamos votando directamente al futuro presidente; quien a su vez fingirá luego que lo eligen en el momento de la investidura. Todos sabemos también que los “legisladores” cumplirán con su deber de obediencia; eso que llaman después disciplina de voto. Y después de votar, ¿a alguien le queda claro si han sido legislativas o presidenciales lo que hemos votado? Porque si han sido presidenciales, ¿dónde están las legislativas?, es decir, dónde está ese representante que tiene que representarme a mí, y no a su jefe de partido.

El siguiente cuadro comparativo sintetiza lo expuesto:



Campaña #SeparacionDePoderes

DEMOCRACI A FORMAL
ESTADO DE PARTIDOS
REPRESENTACIÓN
REPRESENTACIÓN
La representación parte desde la sociedad civil. Esto significa que va desde los ciudadanos hasta llegar al Presidente del Gobierno. La sociedad civil no tiene representantes: nadie media entre el Estado y los ciudadanos.
1 hombre 1 voto Cuotas de poder mediante repartos proporcionales.
1 Diputado por distrito electoral. Nada de listas Presentan listas: abiertas o cerradas
La doble vuelta garantiza la representación de TODOS los ciudadanos.
Manda el jefe de partido
Sociedad civil con poder a través de sus representantes todo el año Sociedad civil sin poder por no tener representantes.
Los partidos políticos pertenecen a la sociedad civil. Pagados por sus asociados. Los partidos políticos pertenecen al Estado: pagados por el Estado e incrustados en el Estado.
Los sindicatos pertenecen a la sociedad civil y son pagados solo por sus propios sindicalistas Los sindicatos pertenecen al Estado y son pagados por el Estado
Los medios de comunicación persiguen al poder y son libres, El poder persigue o controla mediante subvenciones, o mantiene a los medios de comunicación
La unidad de poder parte del colegio electoral La unidad de poder solo es el Estado
Mandato imperativo: los legisladores han de cumplir con los compromisos adquiridos con la sociedad civil. No se cumplen los compromisos electorales. Hay quien dijo que los programas electorales se hacían para no cumplirlos.
Cargo revocable: si la sociedad civil considera que su representante lo hace mal, lo pueden echar del cargo. Se ven obligados a dimitir Nadie dimite a menos que se vea obligado a hacerlo por mandato del jefe de partido
LEGISLATIVO
LEGISLATIVO
La sociedad civil escoge a los que proponen las leyes (diputados) El Presidente de partido + unos cuantos escogen a los que proponen las leyes (diputados)
Cada diputado va a defender las propuestas que salieron de sus propios distritos electorales, que a su vez surgieron de los intereses de la sociedad civil Los diputados se deben a su disciplina de voto: a lo que diga el jefe de partido. Disciplina de voto es un eufemismo de obediencia, y la obediencia al jefe de partido y estructuras verticales son contrarias a la democracia
Cada representante se debe a los intereses de su distrito y sus electores Los diputados se deben a los intereses de su partido.
Los legisladores no se mezclan con el ejecutivo (gobierno + administración + jueces) El jefe de partido es el presidente del gobierno surgen las leyes que dice el gobierno. Aquí se junta ejecutivo (gobierno) y diputados (legislativo) con lo cual se da una dictadura de partidos.
La sociedad civil elige directamente a doble vuelta al presidente del gobierno Los legisladores eligen al presidente de gobierno, pero antes ese presidente era jefe de partido y había elegido a los legisladores poniéndolos en una lista.
A veces se llegan a acuerdos pero las decisiones son democráticas. Se producen consensos entre partidos.
No hay colores de bancadas Las bancadas se dividen en colores: azul, rojo...
Legisladores y gobierno están en continua tensión, ya que se vigilan unos a otros y toman acciones en caso necesario por corrupción, etc. Legisladores y gobierno son uña y carne cuando las propuestas de sus jefes de partido
Los legisladores pueden votar en contra de una propuesta del presidente del gobierno aunque éste sea de su propio partido. Los legisladores jamás votan en contra de una propuesta de su jefe de partido; y si éste es presidente del gobierno, menos.
No está exenta de la corrupción; pero si se da, tiene consecuencias políticas, administrativas o penales en caso de ser descubiertos Inmunidad oficiosa ante la corrupción y no tiene consecuencias iguales para todos: según el infractor. Incluso, inmunidad oficial
JUDICIAL
JUDICIAL
Se escoge un tribunal supremo que sale de todos los actores que se dan en la justicia: jueces, abogados, fiscales, secretarios judiciales y procuradores. Los partidos políticos o los gobiernos ponen a sus jueces en los tribunales supremos y constitucionales.
El poder político de los jueces es casi nulo Algunos gozan de poder político. Jueces estrella, etc.
OTROS ASPECTOS
OTROS ASPECTOS








No hay comentarios