Header Ads

Respuesta a la cuestión planteada por R Solís sobre bancos y democracia

Se recomienda leer el artículo anterior (en caso necesario usar un traductor) y la cuestión planteada en el apartado de "comentarios" por el economista y escritor Rafael Solís y por @vilpetrus.

Querido amigo Rafael
Cuenta la leyenda que a tres sabios ciegos les preguntaron cómo era un elefante. El primero le toco el colmillo, el segundo la cola y el tercero palpó el costado hasta rodearlo.

Cuando se presentaron al consejo cada uno dio su versión. El ciego que le toco el colmillo afirmó que era un animal con un caparazón muy duro pero no demasiado grande. El segundo ciego dijo que era un animal con un cuerpo inmenso de piel dura y rugosa. El que le tocó la cola dijo que era largo y como una serpiente.
¿Qué parte preferís que le toque yo al elefante? Cada uno de vosotros ha planteado cuestiones muy interesante. A tí @vilpetrus ya te pude resonder en el post anterior. No así al amigo Solís.

Puedo decirte, amigo Rafael, que al exponer en tu comentario la proposición de que los legisladores son elegidos tan pulcra y democráticamente, ésta elección haya partido directamente de los distritos electorales, y se haya elegido a un diputado en y de cada distrito con carácter imperativo, por mayoría absoluta; a doble vuelta si fuese necesario. El carácter imperativo significa que el elegido parte con una mochila de órdenes por parte de sus electores. Que los elegidos son uno por distrito pequeño (100 000 hab); y además los mismos electores pueden ser echados (carácter revocable) del cargo en cualquier momento en caso de deslealtad respecto a luchar por el contenido de esa mochila. Solo hace falta una recogida de 10 000 firmas de los electores, siempre que se argumente con verdad la deslealtad. Ahora bien, los diputados no pueden recibir tanto poder como para redactar leyes directamente con carácter coercitivo (las leyes se tienen que cumplir, y si no, el ejecutivo te obligará a cumplirlas junto al judicial); así que la función de los legisladores es la de proponer las leyes según lo que le hayan mandado sus electores. Esos diputados escogen un grupo entre los más preparados en distintos campos y forman una cámara intermedia; y esa cámara intermedia es la que convierte en ley la propuesta de los diputados.

Los diputados que van a la cámara intermedia son sustituidos inmediatamente por otro candidato del mismo distrito al que pertenecen, que está de suplente permanentemente. Esa ley sale una vez aprobada en el Boletín Oficial de la Nación, ya que la que legisla es la nación; nunca el Estado. El BOE es una aberración porque el Estado (ejecutivo) no puede legislar en ningún momento: su función es ejecutar, no legislar. Desde ese momento, y desde esa cámara intermedia entre los legisladores y el Estado la ley adquiere carácter coercitivo. Este poder se enfrenta a otro poder que es el ejecutivo (Gobierno + Funcionarios). El papel del ejecutivo es hacer que las leyes se cumplan. El Gobierno está para salvar al pueblo de lo imprevisto y los funcionarios para salvar al pueblo de lo previsto. Ambos deben tener prohibida la entrada en el Congreso de Diputados porque nunca han de legislar sino ejecutar lo que les han ordenado ¿Y el judicial? Pues Montesquieu afirmaba, con razón, que su poder político en una democracia de verdad es “casi nulo”. Su función es vigilar y aplicar la ley a los ciudadanos y a los otros dos poderes en caso de prevaricación. También aplicársela a sí mismo en caso de que un juez prevarique.

Esa es la parte que yo te expongo en el artículo, desde luego, muy resumida y que ahora desarrollo algo más; pero esa parte la deberían conocer los españoles para exigir una democracia de verdad, y puede que por efecto dominó pudiésemos llevarla también a Europa.

Como ves, los tres poderes (legislativo, ejecutivo y judicial) están completamente separados en perpetua tensión entre ellos (por eso los consensos son antidemocráticos cuando se llevan a cabo entre poderes).

La democracia la inventaron sin buscarla los padres de la patria en EE UU; y todo ello no apareció por generación espontánea sino gracias al enorme talento a lo largo de los siglos de una serie de filósofos de la ciencia política que han sido llamados los filósofos prácticos (para distinguirlos de los que entroncaron con Rousseau, mucho más utópico, y que abocaron directamente en el marxismo). Eso está más desarrollado en el post anterior.

Los padres de la patria useña sintetizaron lo que aquellos filósofos prácticos habían expuesto como teorías. Pasaron la teoría de siglos a la práctica en el nacimiento de una nación que se independizó de Inglaterra.

Incluso grandes patriotas sumamente inteligentes como Jefferson, etc; y los demás padres de la patria atinaron mucho, pero no acertaron a la primera. Por eso echaron a la basura la primera Constitución cuando vieron que no funcionaba e hicieron una segunda. Esa acción tan honesta hacia el pueblo tuvo una chispa; un arma con la que antes no se habían enfrentado nunca los ingleses, y era el patriotismo. Thomas Paine,  inventó el patriotismo: un patriotismo que todavía perdura en EE UU y que tuvo un papel fundamental en la victoria sobre los ingleses.

Lo que perseguían los padres de la patria useña era nada menos que la felicidad del pueblo, y sin proponérselo y usando las teoría de los filósofos prácticos (eso lo explico mejor en el artículo anterior)  dieron con la única democracia del mundo (junto con la de Israel) que cumple escrupulosamente con la representación del ciudadano y la separación y enfrentamiento de poderes ¿Que no es perfecto? Pues sí. Pero es lo mejor que tenemos hasta ahora.

Al no ser perfecto he introducido la leyenda de los ciegos. Somos ciegos en busca de la verdad y cada uno tiene una visión muy parcial del problema según su formación.

A partir de esto, planteo yo a los expertos en finanzas; es decir: a los economistas, banqueros…

Al igual que a través de una serie de filósofos prácticos se llegaron a dar cuenta y poner en la práctica que algo tan abstracto como el poder se podía embridar partiendo del pueblo y a través de dividirlo (Locke) separarlo y enfrentarlo (Montesquieu), ¿sería posible realizar algo parecido con la economía? Porque Jefferson dijo que habría que retornar el poder de los bancos al pueblo, pero no dijo cómo. Y en su tiempo tampoco era un problema.

Porque tal como bien expresas deduzco han  cambiado las variables de juego; y si el medio cambia y aparece otro tirano con el que no contaron de verdad cuando inventaron la democracia, tal como expresó Darwin, los seres o cambian con el medio para adaptarse o se extinguen (a eso se le llama determinismo ambiental). Y si se extingue la democracia, de momento, lo único que puede ocupar ese vacío es lo que nos está ocurriendo: crisis que conducen al populismo, que a su vez arrastran el fascismo o el comunismo. Es decir, que iríamos para atrás y nos toparíamos con los errores del siglo XX. Volverían a resurgir cual ave Fenix con todo su horror.

Un cordial saludo, amigos
Vicente Jiménez

Bibliografía: A.G.Trevijano, Teoría Pura de la República, MRC

1 comentario:

  1. Contesto a esta entrada en mi propio blog.

    http://lecheybananas.blogspot.com/2015/08/homenaje-al-blog-lo-que-nos-une.html

    ResponderEliminar